El Método K-Stretch Postural a diferencia del estiramiento clásico analítico, que es un tipo de estiramiento que actúa sobre un músculo o grupo limitado de músculos, es un método de reequilibrio y de reeduación postural que utiliza una serie de posturas de Estiramientos Activos y Globales, que actúan sobre cadenas musculares y fasciales y que se caracterizan por:

  1. No Permitir Compensaciones: impedir que el cuerpo adoptes posturas erróneas durante la ejecución de los ejercicios evitando “escaparse” de las tensiones que se generan durante el estiramiento global de las cadenas musculo-faciales. Para entendernos evitar precisamente lo que ocurre con los estiramientos clásicos/analíticos, es decir, que mientras estiro una parte del cuerpo se acorta otra.
  2. Tiempo: Mantener las posturas de estiramiento un Tiempo Suficientemente Largo (diversos minutos) x actuar eficazmente sobre el sistema fascial (modificar su estado para eliminar las retracciones)
  3. Intensidad: Alcanzar de manera activa y controlada, una intensidad de estiramiento adecuada y progresiva (sin pasar la barrera fisiológica de elasticidad del músculos y de las fascias) para actuar eficazmente sobre el sistema neuro-músculo-fascial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies